Llámanos

En muchas ocasiones, y en base a indicios, podemos pensar que nuestro teléfono pueda estar “pinchado” o intervenido por alguna tercera persona que desea obtener nuestra información para su beneficio o simplemente para perjudicarnos.

Cada vez es más común que se susciten sospechas sobre la posibilidad de que nuestro teléfono esté “pinchado”, sobre todo en casos de violencia de género, acoso o situaciones de competencia desleal dentro de una empresa.

Aunque en muchas ocasiones, el hecho de que otra persona tenga información nuestra que no debiera poseer, no significa que nuestro teléfono esté  “pinchado”  sino que ha utilizado otros medios para obtener dicha información.

Pruebas para detectar un teléfono intervenido

Si tenemos sospechas de que nuestro teléfono ha sido intervenido o “pinchado”, podemos ratificarlas observando alguno de estos indicios:

Consumo de irregular de datos

Un alto consumo de datos móviles puede ser un indicativo de que nuestro teléfono ha sido “pinchado”  o que estamos “contaminados” con un software malicioso como por ejemplo un software espía, ya que este programa consumirá recursos de nuestra red móvil.

De esta forma, si notamos un incremento notablemente alto del consumo de nuestros datos es probable que esté consumo sea debido a algún software malicioso.

Este alto consumo de datos suele ir también ligado a un consumo rápido de la energía de la batería, por lo que si percibimos que nuestra batería se descarga muy rápido tendremos que fijarnos en nuestro consumo de datos, y si ambos han sufrido un cambio considerable, probablemente nuestro teléfono ha sido “pinchado”.

Interferencias

Otra forma de verificar si nuestro teléfono ha sido intervenido es cuando notamos durante una llamada pequeñas interferencias, como si nos quedáramos sin cobertura pero estando nosotros en un sitio con cobertura óptima.

Medidas a tomar ante la sospecha

  1. El móvil siempre en tus manos. Nunca le debemos dar nuestro teléfono móvil a terceras personas, sobre todo a desconocidos ya que podrían instalar un software malicioso en nuestro dispositivo
  2. Desactiva todas las conexiones si no las estás utilizando. Debes desactivar el bluetooth, localización, NFS, wifi etc… Si no las estás utilizando no tienes por qué tenerlas activadas, así disminuimos el riesgo de que nuestro móvil sea rastreado o “pinchado”.
  3. Nunca utilices redes públicas para conectarte a internet
  4. Modo avión. Si no estas utilizando el móvil, por ejemplo mientras duermes, activa el modo avión o, bien, apágalo y quita la batería
  5. Utiliza contraseñas seguras en todo momento. Puedes utilizar doble autentificación con PIN, contraseña y huella digital

ctx detectives privados

Entrada anterior
Competencia desleal de un trabajador u otras empresas
Entrada siguiente
Certificado Digitales
Menú