Peliculas de Detectives Privados

¿Alguna vez te has preguntado si en las películas detectives podemos ver la auténtica realidad de esta profesión? Detectives de la ficción como Sherlock Holmes, Pepe Carvalho, Robert Langdon, etc… dan una visión de la profesión de detective un poco alejada de la realidad.

El detective más famoso de la pantalla quizá sea Sherlock Holmes, reconocido por sus hazañas en todas sus investigaciones, ha creado un estereotipo o “imagen” del detective privado y un modelo o “leyenda” de lo que hacen los detectives. Por ejemplo el uso de la gorra doble ala, la gabardina, la típica pipa o las gafas de sol, se han convertido en accesorios que cualquier persona ajena a la profesión asocia con la imagen del detective privado, siendo realmente una visión bastante alejada de la realidad. ¿Te imaginas encontrarte por la calle a personas vestidas con gabardina, fumando en pipa y con una lupa? Sería poco discreto ¿no crees…?

En las películas sobre detectives privados se da a entender que este profesional cuenta con todas las “puertas abiertas” para encontrar todo tipo de pruebas e informaciones que ayuden al descubrimiento de la verdad y a la toma de las decisiones correctas.

Si bien es cierto que en la vida real el detective privado es el único profesional que puede realizar una investigación a instancia parte y que cuenta con las herramientas, técnicas y aplicaciones que facilitan la búsqueda de información, no todo lo que observamos en las películas de detectives es real. Los medios técnicos que se ven en las películas de detectives, no siempre se pueden usar de forma legal en la vida real.

El detective se debe regir estrictamente por la legalidad, por lo que tiene que ser consciente que utilizar herramientas o técnicas que rozan la ilegalidad, puede generar un problema con la justicia.

¿Por qué las películas de detectives privados no reflejan la realidad?

Ahora bien, al ver una película de detectives es lógico que nos preguntemos sobre qué parte es real y qué parte es ficción o está alejada de la realidad. Podemos dar algunas claves:

Primero: un detective no puede investigar sin un interés legítimo de alguna de las partes. Es decir, no puede investigar por investigar, es necesario que sea a instancias de parte legitimada.

Segundo: un detective tampoco puede realizar una investigación vulnerando los derechos fundamentales de las personas, como por ejemplo la intimidad o el secreto de las telecomunicaciones. Hoy en día en muchas de las películas de detectives privados es frecuente ver como se vulneran estos derechos.

Tercero: en la mayoría de las películas de detectives se muestra a un profesional que puede instalar cámaras y micrófonos ocultos en cualquier parte, que puede realizar un seguimiento de una persona sin un objetivo en concreto, que puede tener acceso a información confidencial con gran facilidad o bien que tiene accesos a sitios restringidos. El “mundo real” y nuestro marco legal, no permiten tales actividades sin unos condicionantes previos. La profesión de detective privado está regulada por la Ley de Seguridad Privada 5/2014, donde se establece expresamente que no se puede realizar una investigación sin interés legitimo y, por supuesto, debe desarrollarse con absoluto respeto a los derechos fundamentales de las personas.

Mejores películas de detectives

Si eres un apasionado de la profesión y de la labor del detective, no puedes dejar de ver alguna de las mejores películas de detectives, entre las que podemos encontrar:

1. El corazón del ángel.
2. Seven.
3. Diez Negritos.
4. Zodiac.
5. True Detective.
6. Los Ángeles al desnudo.
7. Mataharis.

Entrada anterior
¿Cómo ser detective privado en España?
Entrada siguiente
¿Es legal contratar un detective privado?
Menú