grooming detectives privados ctx madrid

Grooming es un tipo de violencia digital donde un adulto a través de internet y redes sociales contacta con menores de edad con el fin de ganarse su confianza con un objetivo sexual.

Hay que destacar que en grooming el acosador será siempre un adulto y la víctima un menor.

Hay diferentes niveles de grooming, desde que el adulto contacta con el menor para hablar de sexo y conseguir contenido íntimo del menor hasta convencerle para tener relaciones sexuales.

En este tipo de violencia digital se crea un vínculo de confianza entre el menor y el adulto. Este último intenta aislar al menor de su entorno, sobre todo de sus padres o cualquier adulto de confianza, es decir, de su red de apoyo, generando así un entorno de intimidad y secretismo.

En la mayoría de los casos, el adulto se suele hacer pasar por otro menor engañando a la víctima con fotografías falsas hasta lograr convencer al menor para su objetivo sexual.

Fases del Grooming

El grooming suele tener diferentes fases antes de lograr su objetivo:

  • Creación del vínculo de confianza. El adulto logra ganarse la confianza del menor, normalmente finge ser otro menor para compartir experiencias e información que luego puede utilizar en contra del menor en forma de chantaje.
  • El objetivo del agresor es aislar al menor, para evitar que el menor ponga en conocimiento de la situación a otro adulto, de esta forma queda desprotegido y a merced del agresor.
  • Comprobación y valoración. El agresor suele preguntar al menor si ha contado a alguien de su relación o si alguien más tiene acceso a su móvil u ordenador. De esta forma el agresor se asegura no ser descubierto.
  • Empezar hablar de sexo. Una vez el agresor siente que se ha ganado la confianza del menor, poco a poco empieza a introducir conversaciones y preguntas sobre sexo.
  • Peticiones sexuales. Al ver que el menor responde y hay confianza para hablar de sexo, el adulto empezará a realizar peticiones sexuales como fotografías, videos e incluso quedar para verse. Si el menor se niega a enviar el contenido es cuando el adulto le chantajea con información que ha obtenido sobre él con anterioridad.

¿Cómo evitar el acoso virtual a menores de edad?

Existen una serie de pautas que puede ayudar a prevenir que un menor sea víctima de grooming:

  • Hábito de navegación segura. Los padres deben establecer unas pautas o normas de uso de internet y redes sociales. Por ejemplo: horarios de uso, dispositivos desde donde pueden conectarse y páginas web que puedan visitar.
  • No hablar con desconocidos en internet. Inculcar al menor que así como en la “vida real” tiene prohibido hablar con desconocidos, en internet debe de hacer lo mismo.
  • Evitar prácticas que pongan en riesgo nuestra intimidad. Para evitar chantajes o sextorsiones es importante inculcar al menor no compartir contenido sexual por internet ni realizar prácticas sexuales.
  • Responsabilidad con el uso de los móviles. Si consideramos que el menor no es aun lo suficientemente responsable ni maduro para usar la webcam o cámara móvil, controlar el uso que se le da a ello.
  • Comunicación. Es importante que le demos confianza al menor para contarnos cualquier tipo de situación. Hablar con naturalidad de sexo y amor saludable, ya que teniendo una buena comunicación con nuestros hijos nos permitirá conocer sus hábitos de internet, con quien habla etc…. De esta forma, si se encuentra con un problema tendrá confianza para acudir a nosotros.

Si algún menor de tu entorno está sufriendo Grooming y necesitas ayuda, en CTX tenemos un equipo especialista en extracción de evidencias digitales para ayudarte en caso de este o cualquier otro tipo de delito digital.

ctx detectives privados

Entrada anterior
¿Qué es una huella digital?
Entrada siguiente
¿Qué es el Pharming?
Menú