detectives seguros

Según fuentes de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), cada minuto en España una persona trata de defraudar a una compañía de seguros.

De todos es conocida la expresión “la necesidad agudiza el ingenio”, y es evidente que la picaresca unida a la situación de crisis económica que se ha producido en los últimos años, son los  ingredientes básicos para que algunos intenten obtener dinero fácil.

Desde un punto de vista legal o ético, se puede definir el fraude como aquella acción contraria a la verdad y a la rectitud y que perjudica a la persona contra quien se comete.

Fraude a las Compañias de Seguros

El fraude a las compañías de seguros es un término utilizado para reconocer un tipo de actos realizados por los beneficiarios de una póliza de seguro, con el único objeto de lucrarse perjudicando de esta forma a la compañía aseguradora.

Esta actitud de unos pocos, pudiera parecer que en principio solo tiene consecuencias negativas para la compañía aseguradora. Sin embargo, esto no es así, esta forma de actuar perjudica a todos los asegurados ya que las compañías aseguradoras mantienen el reparto del riesgo y van a repercutir ese perjuicio económico en todos sus clientes. Igualmente, va a haber unas consecuencias penales para el defraudador porque su forma de actuar está tipificada como delito. Nos encontramos por tanto, ante una situación creada por el comportamiento de un defraudador y con múltiples perjudicados:

  • La compañía aseguradora.
  • El resto de los asegurados de la compañía.
  • El propio defraudador.

Tipos de Fraudes y Detectives

Según un estudio en el que han participado 38 aseguradoras que suponen un 54.5 % del mercado, se recoge que durante el año 2017 las compañías que han participado en el estudio detectaron 165.959 intentos de fraude.

Los principales tipos de fraude son:

  • La ocultación de un daño en el vehículo o su existencia previa
  • La simulación de un siniestro y la reclamación desproporcionada.
  • Simulaciones de robo o incendios de negocios.
  • Bajas fingidas.

A pesar de los esfuerzos por parte de las compañías aseguradoras para reducir estas cifras, lejos de reducirse siguen aumentando. Desde las compañías de seguros deberían realizarse acciones informativas y campañas de información legal, dando a conocer el alcance que tiene la forma de actuar de unos pocos y la repercusión que significa para el resto de asegurados.

Compañias de Seguros necesitan la ayuda de un Detective Privado

Hoy en día muchas de las compañías aseguradoras cuentan con la colaboración de detectives privados que de forma continua descubren fraudes por parte de los asegurados.

El detective privado o las agencias de detectives privados, abordan los diferentes casos recogiendo toda la información posible respecto al asegurado y las circunstancias de los siniestros o y de los partes. Para ello hoy en día se cuenta con potentes herramientas como puede ser internet. Así, las redes sociales que algunos utilizan como un escaparate, para otros es una enorme fuente de información que sirve para la obtención de pruebas.

La mayor parte de los fraudes son casos de menor cuantía en los que los asegurados buscan obtener un pequeño beneficio, ya sea una reparación en su vehículo, un incremento ficticio tanto de los artículos robados como del valor de los mismo, el fingimiento de una secuela de un accidente o el agravamiento de una dolencia, etc…

No obstante, también podemos encontrar casos más graves, bien sea por negligencia propia o por accidente intencionado. Esta tipología de fraude puede incluso, dependiendo de su gravedad, llevar al defraudador a ingresar en prisión según dispone nuestro Código Penal, en función de la cuantía defraudada y el quebranto económico causado

Cada vez son más los países que se ven obligados a endurecer las respuestas a estas conductas.

En el caso de llegar a demostrarse la conducta fraudulenta por parte del asegurado, además de las sanciones legales que se puedan derivar, existen otras consecuencias importantes, puesto que las diferentes compañías aseguradoras registran en sus bases de datos este tipo de actuaciones con la consiguiente dificultad para poder suscribir una nueva póliza por parte de los infractores.

CTX Detectives cuenta con los recursos humanos y las herramientas técnicas adecuadas para proporcionar a su empresa una completa información y pruebas objetivas que permitan detectar este tipo de fraudes, facilitando la toma de decisiones y garantizando la ratificación, si fuera preciso, en sede judicial de las investigaciones realizadas por nuestros profesionales.

ctx detectives privados

 

Entrada anterior
Correos electrónicos como evidencias digitales
Entrada siguiente
Detectives privados, claves para resolver casos de morosidad
Menú