No hay duda de que las redes sociales se han convertido en un elemento de comunicación imprescindible para la mayoría de las personas. Las redes han revolucionado la forma de comunicarnos, pero también tienen su “lado oscuro” y pueden convertirse en algo perjudicial.

Prácticamente compartimos toda nuestra vida por las redes sociales. Hacemos saber dónde vamos, qué comemos, con quién estamos, dónde viajamos, qué hacemos para divertirnos, qué música escuchamos,  con quién compartimos nuestras aventuras, a quién seguimos o dejamos de seguir, etc… Damos una cantidad de información que, seguramente, no proporcionamos en el “cara a cara” pero, ¿por qué sí lo hacemos a través de internet?.

Compartir gran cantidad de información personal en muchas ocasiones puede volverse en contra nuestra si cae en malas manos. Por ello es recomendable ser prudente en nuestro manejo de internet y no compartir información que en nuestro día a día real no compartimos con desconocidos.

Redes sociales: Fuente de Información para un detective privado

Ahora bien, para un detective privado las redes sociales pueden convertirse en un potente canal de donde se puede obtener información de cualquier índole.

Por ejemplo, los detectives privados pueden hacer uso de la información publicada en redes sociales en la investigación de multitud de asuntos, tales como:

  • Acoso
  • Fraudes a compañías de seguros y mutuas.
  • Investigación de posibles casos de bajas laborales fingidas (podemos comprobar si una persona realmente está de baja laboral, por ejemplo: ¿si tiene una baja laboral porque esta de viaje por Europa en vez de estar en su puesto de trabajo?).
  • Búsqueda de personas desaparecidas.
  • Posibles casos de competencia desleal.
  • Motivos que puedan explicar el cambio de comportamiento de nuestros hijos.

Las redes sociales e internet son una poderosa fuente de información para un detective privado debido, en gran parte, a que los usuarios de estas herramientas publicamos una enorme cantidad de información personal a través de ellas.

Validez legal de la información de una red social

Ahora bien, para que toda esa información obtenida a través de las redes sociales tenga validez legal, debe de ser recopilada con todas las garantías y ser reflejada en un informe de investigación que, en su caso, habrá de ser ratificado por el detective en sede judicial.

Los detectives privados cuentan con herramientas técnicas y legales para poder certificar la veracidad de una publicación en cualquier tipo de red social, siempre que esta sea publica y no se encuentre en un perfil o grupo privado.

ctx detectives privados

Entrada anterior
Mi hijo es víctima de ciberbullying, ¿cómo puede ayudarte en estos casos un detective privado?
Entrada siguiente
¿En qué consiste la ratificación judicial de un detective privado?
Menú