auditar tu empresa por detectives privados

Para que el tráfico mercantil y empresarial y para que la propia vida particular de cada uno se desarrolle adecuadamente, es necesario que todos los elementos y factores que integran la sociedad se regulen mediante normas que faciliten el funcionamiento del día a día y nos aporten seguridad jurídica. La empresa como entidad fundamental de ese universo social, necesita también sus propias normas o directrices internas que le permitan desarrollar su actividad de forma efectiva y rentable y sin afectar negativamente a terceros. De ahí las importancia de auditar tu empresa por Detectives Privados.

Para controlar el desarrollo eficiente de sus actividades, las empresas recurren frecuentemente al asesoramiento de profesionales de la investigación privada como medio para auditar el correcto desarrollo las diferentes actividades de su cadena productiva, con el objetivo de detectar posibles problemas y aplicar soluciones en las áreas que lo precisen.

Los Detectives Privados en el ejercicio de sus funciones realizarán investigaciones que faciliten información útil para la toma de decisiones a las empresas. Como es lógico, y de imperativo legal, dichas investigaciones tienen carácter totalmente confidencial y su objeto es determinar si se están realizando actividades fraudulentas en el entorno empresarial, ya sea por sus propios trabajadores o por sus competidores.

A efectos de investigación, es importante diferenciar si la actividad laboral se realiza en el centro de trabajo o por el contrario es una actividad que se desarrolla fuera del mismo. Tomando como ejemplo este segundo supuesto, el empleado, posible objetivo de la auditoría, realizará sus obligaciones laborales fuera de la empresa y el seguimiento y control de sus actividades va a requerir un trabajo técnico de investigación más laborioso.

De cualquier forma, está demostrada la utilidad práctica y jurídica de los servicios prestados por los Detectives Privados tanto para realizar una auditoría de calidad de los trabajos desempeñados por los empleados de la empresa, como para la toma de decisiones o la adopción de medidas correctoras si fuera necesario.

Dentro de las actividades fraudulentas más comunes podemos identificar:

  1. Bajas fraudulentas
  2. Competencia desleal
  3. Fugas de información

1.- Bajas fraudulentas.

Podríamos definir las bajas laborales como el cese temporal por parte de un trabajador en su puesto de trabajo, que puede estar motivada por enfermedades comunes o profesionales y por accidentes laborales y no laborales.

Cuando esta enfermedad temporal es fingida estamos ante una baja fraudulenta, donde el trabajador en cuestión se queda en su casa atendiendo asuntos propios, o incluso puede realizar otras actividades laborales con objeto de obtener ingresos extras.

Este tipo de actitudes por parte de los trabajadores supone un perjuicio económico en la cuenta de resultados de la empresa. Cada vez son más el número de empresas que tratan de atajar este problema y para ello contratan agencias de detectives con el objeto de auditar este tipo de actividades.

Las investigaciones suelen durar entre tres y cinco días. La mayor parte del trabajo tiene que ver con la observación directa, la vigilancia y el seguimiento, al objeto de determinar las actividades que realiza el trabajador y su compatibilidad con su situación de baja laboral.

La observación debe ser lo más exhaustiva posible al objeto de proteger los derechos de ambas partes, tanto del trabajador observado como del cliente. Así, todas las pruebas deben obtenerse dentro del estricto cumplimiento de la normativa establecida en la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada y del resto de la legislación que regula en España la actividad de los Detectives Privados. Como es evidente, la observancia del marco legal es vital a la hora de acudir a los juzgados con las pruebas obtenidas.

detectives privados madrid

2.- Competencia desleal.

En la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal se considera competencia desleal en nuestro país, “todo comportamiento que resulte objetivamente contrario a las exigencias de la buena fe”.

Podemos observar en múltiples ocasiones como un trabajador abandona su empresa para ir a trabajar a otra de la competencia. Este trabajador que ha cesado su anterior empleo se lleva consigo los conocimientos y contactos obtenidos en la empresa anterior y es muy posible que contacte o se valga de los mismos para ofrecerlos como potenciales clientes a la nueva empresa, incluso se puede dar el caso de que el trabajador desvíe clientes a empresas de la competencia o facilite información reservada.

La competencia desleal se produce cuando el empleado está trabajando para una empresa y desvía clientes o pedidos a un competidor.

Los pactos de no competencia son aquellos firmados entre empleado y empresa que limitan al empleado para competir después de extinguido el vínculo con su empresa. Ese pacto debe estar documentado y así, es conveniente que las empresas incluyan la cláusula conocida como «pacto de no competencia»,.

Resumiendo, podemos definir el concepto de concurrencia desleal como “la actividad del trabajador encaminada a realizar tareas laborales de la misma naturaleza o rama de producción de las que está ejecutando en virtud del contrato de trabajo”.

Debido a las normas de libre mercado que existen en España y en los países de nuestro entorno, es común que se realicen prácticas ilícitas por parte de los empleados de una empresa que puedan perjudicarla directamente. En base a ello, cada vez adquiere más importancia la labor de auditar la empresa por Detectives Privados, como herramienta con la que cuentan las empresas para detectar posibles bajas fraudulentas, prácticas de competencia desleal o bien fuga de información sensible de clientes y proveedores.

3.- Fuga de Información.

La protección de la información se sustenta en torno a la observancia de tres principios básicos:

  • Confidencialidad entendida como la propiedad de cualquier información, por la que se garantiza el acceso a esta información únicamente de personas debidamente autorizadas.

Dicha información no podrá ser divulgada sin la autorización de la entidad o persona titular de la misma.

  • La integridad de la información hace referencia a que la información esté libre de modificaciones y errores.
  • La disponibilidad de la información hace referencia a que la información esté accesible a las personas o sistemas autorizados en cualquier momento que sea necesario.

Cuando se produce una pérdida de la confidencialidad hablamos de fuga de información, pudiendo llegar información privilegiada o sensible a personal no autorizado. De producirse esta situación, se pone en serio peligro la estabilidad y viabilidad de la empresa propietaria de esos datos. Es por eso que es importante auditar la empresa por Detectives Privados para evitar cualquier tipo de fuga de información.

La fuga de información puede deberse en ocasiones a la intervención de personas ajenas a la empresa o por los propios empleados. Puede deberse a un fallo en los protocolos o medidas de seguridad establecidas por la empresa o a la falta de formación de los empleados que manejan esa información, o incluso a intereses lucrativos de los propios empleados.

Las consecuencias que se derivan de un incidente de fuga de información son numerosas:

  • Genera un impacto negativo en la credibilidad de la entidad afectada.
  • Podrían conllevar sanciones económicas o administrativas.
  • Impacto económico negativo, pérdida de cuotas de mercado e incluso suponer un riesgo para la continuidad del negocio.

CTX DETECTIVES cuenta con personal altamente cualificado y experimentado que pueden ayudar a detectar los problemas referidos y facilitar información operativa para solucionarlos.

ctx detectives privados

Entrada anterior
¿Es delito añadir un contacto sin su consentimiento a un grupo de WhatsApp?
Entrada siguiente
Agencia de Detectives Privados para la investigación de la Competencia Desleal
Menú